Tu bolso como el mayor objeto de deseo

18/08/2018
  • Tu bolso como el mayor objeto de deseo

  • Una de las fórmulas clásicas e infalibles para construir la imagen de cualquier mujer es a través de su bolso. El asunto ha sido hasta tema de análisis por la psicología: la estrecha relación que tienen estas piezas con nuestra personalidad.

    Estos artículos también son testigos de los diferentes periodos de transformación en la historia del mundo. Así como también símbolo de los mismos cambios que la mujer ha vivido con ellos. No resulta extraño, entonces, que veamos a los bolsos como objeto de deseo y hasta una forma de crear etiquetas en quienes nos rodean.

  • Nuestra etiqueta

  • Etiquetar a otra mujer para saber si tiene los mismos gustos que nosotras, es de esas cosas que hacemos a diario. ¿La manera más fácil? ¡Miramos su bolso! Esta pieza nos puede dar todas las pistas sobre quién lo porta y qué le gusta. Nuestros complementos hablan por nosotras y sus formas también.

    Uno de los primeros en acercarse a esta teoría y hasta patentarla, fue Sigmund Freud, pionero del psicoanálisis, quien consideró al bolso un símbolo de la sexualidad femenina. Y no fue el único pensador en relacionar directamente este accesorio con la personalidad de quien lo porta.

    El sociólogo francés Jean-Claude Kaufmann también se acercó a esta teoría en su ensayo Le Sac donde afirma que “poseer un bolso bonito es un arma psicológica que refuerza la confianza en uno mismo”.

  • Sigmund Freud, pionero del psicoanálisis, quien consideró al bolso un símbolo de la sexualidad femenina
  • ¿Por qué los amamos?

  • Lo dice la psicología desde hace mucho y nosotras lo validamos: es evidente que no hay mujer que se resista a un bolso. Y las razones son muchas. La principal tiene que ver con la poca ansiedad que nos produce hacernos con uno de estos complementos y, una vez en nuestro armario, no tenemos que preocuparnos por asuntos como nuestro peso. El bolso siempre nos sentará de maravilla, sin importar que hayamos adelgazado o que tengamos unos kilitos extra.

    El efecto de usar un bolso que nos gusta es inmediato porque incrementa nuestra autoestima. Una cartera nos permite dejar de pensar en los kilos de más, en unos pechos más pequeños o más grandes, o una nariz poco convencional. Las carteras y bolsos no tienen que batallar con estos estereotipos que impone la sociedad moderna.

    Estas inconformidades irán mutando de acuerdo a cada etapa de nuestras vidas y, ante esto, tu bolso, desvanecerá el mito de las complejidades: siempre te lucirá perfecto.

  • Lo que nos dice su interior

  • Sabemos que las fibras y colores que campan a sus anchas en tu bolso denotan rasgos de la personalidad. Pero todo lo que guardamos en él también nos habla de nuestros gustos, aunque no sean tan visibles a la vista o al tacto.

    Un universo de objetos podemos hallar en estas piezas. Productos imprescindibles de maquillaje. Artículos de uso diario como llaves. Pañuelos. Geles y cremas. Hasta pequeñas golosinas. ¿La razón? Los necesitas llevar contigo y todo entra en una cartera.

  • Mantén el orden

  • Y aunque tu bolso aguanta todo lo que lleves dentro de él, no es lo ideal. No todo tipo de objetos inimaginables debería contener. Si te resulta difícil desprenderte de artículos, entonces cambia de bolso. Mientras más pequeño sea, serás menos propensa a cargarlo de cosas inútiles.

    No importa si tu bolso es maxi o es de discretas dimensiones: trata de clasificar todo lo que llevas. Todas nos hemos enfrentado a esa vergonzosa escena donde no encontramos lo que buscamos, en el momento justo en que verdaderamente lo necesitamos.

    Para evitarlo, usa todos los compartimientos que tenga tu cartera y si no los tiene, ingéniate en clasificar los elementos que portas en otros estuches. Los productos de belleza llévalos en un pequeño neceser. Tarjetas y dinero en metálico en tu billetera. Te ayudará no solo a hallarlos más rápido, también protegerá los artículos y al mismo tiempo, tu bolso.

  • Una mujer promedio tiene 10 bolsos en su armario y la mayoría de nosotras se hace con al menos dos carteras nuevas cada año
  • Solo lo necesario, simple y minimalista

  • Limítate a portar lo que realmente te resulta necesario para tu día. Tu espalda te lo agradecerá. El peso del bolso puede modificar tu postura si llevas muchas cosas. Lo ideal es que tu bolso pese un kilo, pero si te resulta muy difícil desprenderte de lo que ahí llevas, puedes seguir una norma básica: que tu cartera no supere el 10% de tu peso corporal.

  • Hazlo un hábito

  • ¿Sabías que al menos una de cada cinco carteras de una mujer puede tener más bacterias que un baño? Nadie quiere enterarse que su objeto del deseo podría afectar su salud, pero es una realidad, ya que los bolsos están en constante contacto con nuestras manos y son complementos que no se lavan con frecuencia.

    Si tu bolso permanece más de un año en su guardarropa, resulta más probable que cultive bacterias, mucho cuidado con dejarlo a expensas del armario.

  • Limpieza saludable

  • Para evitarlo, pon en práctica una limpieza semanal para evitar que tu bolso sea un nido ambulante de suciedad. Si tienes un bolso de piel, lo más recomendable es que pases un pañuelo de algodón con crema o cera natural.

    Para las carteras de PCV funciona muy bien el limpiador de vidrios. Con otro tipo de materiales, no te arriesgues mucho y opta por limpiarlas con toallas húmedas desinfectantes.

    Si las vas a guardar por mucho tiempo en tu armario, lo ideal es que las cubras con una bolsa protectora. Si no tienes este artilugio, no te preocupes, la misma función puede realizarla una funda de almohada. Cerciora que el lugar donde estará no tenga humedad o acceso a la luz del sol. Estos elementos la dañan seriamente.

    Muchas también nos hemos decepcionado luego de que hemos sacado nuestros bolsos del clóset y nos encontramos con que perdieron su forma. Para evitarlo, rellénalo con papel o con alguna toalla. Y nunca uses papel periódico, ya que puede manchar su interior.

  • una de cada cinco carteras de mujer puede tener más bacterias que un baño
  • 10 bolsos, 10 mujeres

  • La periodista australiana Kathryn Eisman estudió los comportamientos de la mujer en función del bolso que usaban. Sus resultados fueron publicados en How To Tell Woman By Her Handbag, donde dividió en 10 clases de bolsos la personalidad de las mujeres. ¿Te identificas con estas descripciones?

    1. Bandoleras: para mujeres poco coquetas o pretenciosas, pero que gustan de la practicidad.

    2. Totes: es un tipo de bolso abierto y de grandes dimensiones para mujeres generosas.

    3. Bolsos sobre o cartera: definen una personalidad femenina que se enfoca en su vida laboral.

    4. It bags: portar el bolso de moda o de tendencia, para esta autora, indica que la mujer tiene ansias de destacar.

    5. Tipo cigarrera: denota una personalidad segura y auténtica.

    6. Mochilas: son usadas por mujeres prácticas y que gustan de la informalidad.

    7. Clutch: los bolsos de mano también son un guiño a mujeres prácticas, pero mucho más femeninas que aquellas que prefieren las bandoleras.

    8. Hebillas y cremalleras: cuando un bolso tiene exceso de estos accesorios habla, según la autora, de mujeres preparadas para salir de fiesta o que gustan de reuniones y encuentros.

    9. Bolsos de tela: no importa el material que se utilice, desde punto o algodón, son usados por mujeres de gustos sencillos.

    10. Maxibolsos: para mujeres que temen dejar algo y necesitan llevar todo, cuanto puedan, consigo.

  • Curiosidades de nuestros bolsos

  • * Una mujer promedio tiene 10 bolsos en su armario y la mayoría de nosotras se hace con al menos dos carteras nuevas cada año.

    * Tres de cada cuatro mujeres prefiere la calidad y comodidad de un bolso por encima de la marca. No todas podemos hacernos con un bolso de firma por lo que en los últimos años las marcas más exclusivas se han visto en la necesidad de diversificar sus estrategias creativas para acceder a todo tipo de públicos.

    * En 1947 se popularizó el uso bambú en las asas por la escasez de recursos para elaborar estas piezas luego de la Segunda Guerra Mundial.

    * Las millenials compran cada vez menos bolsos que las generaciones de antaño. Esto tiene que ver con sus hábitos de compra: tardan mucho más en elegir que estilo quieren llevar en su brazo.

  • Diversificando usos

  • Un dato que puede sorprendernos es que en pleno siglo XXI existen al menos 40 familias que pertenecen a la realeza en Europa, Asia y África. Sabemos que existen secretos en estos personajes de sangre azul y, entre ellos, figura el práctico uso que le han concedido a los bolsos.

    La recordada princesa Lady Di era vigilada día y noche por el lente de una cámara y supo ver en su clutch un objeto para preservar su privacidad: usaba este bolso para cubrir su escote cuando salía del coche, por eso es normal que en la mayoría de sus fotos veamos que no se separaba de este fiel complemento.

    Por su parte, la reina Isabel II también tiene una manera muy peculiar de desenvolverse a través de su bolso. Ella los usa como vía para transmitir mensajes a sus servidores. Así tenemos que, por ejemplo, si coloca el bolso sobre la mesa es una clave que le indica a sus empleados que se retirará del lugar en cinco minutos.

  • ¿Qué opináis? No olvidéis dejar comentarios debajo del artículo y suscribiros a nuestra newsletter si quréis recibir información. Recibirás consejos, consursos, descuentos y más en vuestro email.


    Nos vemos en un próximo artículo de El Bolso Perfecto. Hasta entonces pasad por nuestra tienda y si os ha gustado, por favor, compartid en las redes sociales.

    Imágenes: Freepik,, flickr

Anyisalom


Periodista. Coach internacional. El esfuerzo hecho con convicción rinde grandes frutos.Experta en SEO
comments powered by Disqus

buscar...

Últimas entradas

Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar análisis de uso y de medición de nuestra web. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies

Acepto

Suscríbete a nuestro boletín

Suscríbete a nuestra newsletter y consigue un 10% de descuento en tu compra
He leído, comprendo y acepto la política de privacidad
Información sobre el tratamiento de datos